Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

“Nunca hay que bajar la cabeza, ni tirar la toalla”

“Nunca hay que bajar la cabeza, ni tirar la toalla”
Entrevista a Edgardo Leguizamón
Edgardo Leguizamón

Por Sebastián Ponce

Desde hace un tiempo ya es conocida la renovación de Edgardo Leguizamón en el 2020, asentando la base del proyecto que lo llevó a ganar Liga Pampeana, Provincial 2019 y un inicio de temporada jugando otro año más a nivel nacional. ¡Increíble!

Uno de los grandes artífices del buen momento y la gloria del Racing Club 2019 que ya es recuerdo. Un tipo difícil de llevar, sin dudas, desafiante, sin pelos en la lengua, que lo querés o no, que dice lo que siente y no agacha la cabeza. Un “Tuco” que, tras una caída, sabe que hay que levantarse una y otra vez, seguir luchando hasta lograrlo. Un entrenador afortunado de poder vivir de lo que ama, un tipo al que él dice que Dios y la Virgen de Luján le han dado quizás más de lo que merece.

EPC: Hacíamos una nota hace mucho tiempo y te daba elegir con que torneo coronarte de los tres que ibas a jugar: ¿Te acordás?

EL: Jaja (risas). La Liga había elegido… Pero hoy con los dos torneos ya ganados te digo el Provincial, porque fue un desahogo del desmerecimiento que muchos le dieron al torneo de Liga conseguido, donde no pudimos ganar dentro de la cancha, donde no pudimos festejar.

Se ganó reglamentariamente y eso molestó a muchos. Entonces, dada esa circunstancia y haber ganado un Provincial frente a Independiente en su casa que hace 58 años no gana un título, con la mayoría queriendo festejar con ellos, toma un sabor aún más especial.

¿Puede haber gente descontenta con vos todavía con todo lo conseguido?

Seguramente, es difícil en la vida dejar a todo el mundo contento y en lo deportivo igual. Colgarse la medalla y sacarte la foto con la Copa es un ratito. El éxito hay que revalidarlo todo el tiempo y si no tenemos un buen 2020 seguramente la gente recordará lo último, lo malo y no lo bueno conseguido.

¿Porqué seguís en Racing?

Cuando me junté con Gabi (Gabriel Resler, dirigente) quien me trajo al club, me preguntó que quería hacer y enseguida le respondí que Racing es como si fuera mi casa, porque fui cosechando amigos, porque me dejan tomar determinaciones, elegir el cuerpo técnico, jugadores y porque todavía tengo hambre de gloria y muchas cosas que seguir ganando con este club.

¿En el fútbol todo se puede repetir o ninguna historia es igual?

Las dos cosas pueden pasar, vos fíjate que, de los entrenadores de este torneo Provincial, ninguno tenía un Provincial, el único era yo que tenía dos. Entonces tenían la posibilidad de escribir por primera vez su historia, o era yo por tercera vez. En este caso se repitió y soy un afortunado de lograr tres torneos provinciales con tres camisetas diferentes. Hay muchos entrenadores, nuevos, jóvenes y capaces, pero ganar es muy difícil y sostenerse en el tiempo aún más.

¿Se sigue aprendiendo de los errores?

Seguro que sigo aprendiendo. Uno se va curtiendo cada vez más, pero sigo diciendo y opinando sobre las cosas que me molestan y eso a muchos no les gusta. Yo digo las cosas como pienso y siento que son realmente, muchas veces te pasan factura de eso, pero tengo identidad suficiente como para no callarme.

¿Con qué soñás ahora?

Sería el mejor momento para irme ganando todo, inclusive dejando todo, pero no puedo darme ese lujo. Además todavía quedan cosas importantes por conseguir y seguir haciendo feliz a la gente de Racing.

El fútbol y mi familia son mi vida. Mi hijo se moría y yo estaba dirigiendo un partido. El domingo del título estuvo festejando conmigo entonces ese es mi sueño, mi familia, seguir dirigiendo en mi última etapa como entrenador consiguiendo cosas importantes en un club tan grande como este.

¿Cómo se viene el Racing 2020?

La renovación existe en todos lados, incluso en los equipos ganadores. Por suerte nos hemos equivocado poco en la elección del plantel y no tenemos que cambiar demasiado; eso hace que hoy estemos otro año con la vara muy alta.

Se complica decidir quien sigue y quien no sigue.

Tenemos que seguir apuntado a los Aman, Otero, Vicente, Resch y este año subir a dos o tres más. Ese es uno de los objetivos.

Respecto a lo que me consultás, pienso que al jugador si lo dejas afuera se enoja, si lo dejas adentro y no juega también se enoja, si juega y ya ganó todo, ya produjo su máximo y todo lo que uno pudo sacarle. Entonces es difícil decidir quien sigue y quien no futbolísticamente, después hay otras cuestiones como las económicas. Pero al jugador hay que irle de frente, para eso me han elegido.

Acá en la Pampa hay cuatro equipos grandes: Racing por haber ganado todo y ser protagonista siempre estos últimos años, el de enfrente, el que está jugando el Federal A (Ferro) y el que está jugando el torneo Regional, All Boys. Si no te llama alguno de esos equipos es porque no estuviste a la altura. Yo todavía de esos que he dejado afuera no jugaron en ningún equipo de los que te nombré.

Respecto al plantel, los dirigentes hace semanas que ya tienen mi lista y mi columna vertebral de mi equipo en 2020.

Edgardo Leguizamón Primera división

Teclas de acceso